Miquel Alimentació se transforma en aras de la continuidad

En línea con su Plan de Sistemas 2005-2008, Miquel Alimentació Grup ha acometido una modernización que ha culminado con la puesta en marcha, en colaboración con IBM y su partner Tecnocom, de un sistema de respaldo que garantiza la continuidad del negocio.

Publicado el 03 Feb 2009

94090_94

Con un presupuesto que supera los nueve millones de euros, la compañía de distribución alimentaria, Miquel Alimentació Grup, ha llevado a cabo una profunda modernización tecnológicapara responder al crecimiento experimentado en los últimos años, sentando al mismo tiempo las bases de su futura expansión. Y es que a lo largo de una andadura iniciada en 1925 con la comercialización de frutas, cereales y ultramarinos, esta empresa familiar de capital 100 por cien español se ha convertido en un grupo empresarial que cerró su ejercicio 2007 con una facturación de 1.170 millones de euros y una plantilla que supera los 4.200 empleados. No en vano, Miquel Alimentació Grup es la primera empresa de capital nacional en el sector de la distribución alimentaria en Cataluña y la cuarta en España.
Con sede central en Vilamalla (Gerona), Miquel Alimentació Grup se organiza en cuatro áreas de actividad: Cash&Carry, basado en autoservicios mayoristas actualmente presentes en 11 CCAA bajo la enseña GMcash Gros Mercat y dirigidos al profesional de la hostelería y el comercio; Distribución Mayorista, una actividad que alcanza a alrededor de 2.500 clientes; el negocio de Supermercados, que desarrolla con supermercados propios (119) y señalizados (375) bajo las enseñas Suma y Pròxim; e Import/Export, actividad que alcanza a países como Alemania, China, Francia, México o Panamá.
Fue a finales de 2004 cuando Miquel Alimentació determinó el imperativo de una transformación. “Nuestros sistemas no estaban preparados para soportar el crecimiento previsto y se encontraban en una buena parte obsoletos al tratarse de plataformas Cobol soportadas por hardware ya discontinuado -tecnología Windows sobre MS2 e incluso Windows 3.11 para las que no había prácticamente soporte-, mientras que la parte troncal era un ERP desarrollado a medida con todos los inconvenientes que ello conlleva”, indica el director de Organización, Sistemas y Logística de Miquel Alimentació Grup, Alejandro deAndrés.
Para llevar a cabo lo que puede definirse como una revolución tecnológica, Miquel definió internamente un Plan de Sistemas 2005-2008 que contemplaba tres grandes áreas de actuación: la modernización de las infraestructuras hardware y de comunicación, y la renovación de sus aplicaciones. “El objetivo”, señala de Andrés, “pasaba por renovar la totalidad de la infraestructura hardware y software para responder a las necesidades derivadas de las perspectivas de crecimiento y el plan de expansión”.
El Plan de Infraestructuras condujo en primer lugar a Miquel a “poner orden” su CPD, ubicado en la localidad gerundense de Vilamalla (Figueras), configurando dos grandes entornos Unix y Windows. “En Unix apostamos por Sun Solaris sobre una máquina SunFire 20000 soportada por una cabina StorageTek 6920, mientras que en Windows nos decantamos por una infraestructura WinTel con dos partes: una infraestructura formada por cuatro servidores IBM System x 3950 y virtualizada con VMware en la que se consolidaron cerca de 50 servidores -DNS, correo electrónico, etc.-; y un total de 14 blades de IBM en dos bladescenter para dar soporte a Citrix; todo ello conectado a una cabina IBM TotalStorage DS4800”.
En esa misma fase, Miquel modernizó también su infraestructura de comunicaciones, cambiando de Ono a Telefónicay apostando por el servicio MacroLAN de la operadora. De Andrés explica que “teníamos una red de un único nivel con un switch central soportado en tecnología Dell y pasamos a una arquitectura en capas sobre tecnología Cisco de forma que ahora el troncal tiene una parte independiente y aislada para los servidores y la entrada de los usuarios se balancea con tecnología de F5 y se protege con CheckPoint”.

Listos para una contingencia
Tras finalizar la primera fase, que se extendió de 2005 a 2007, la empresa sufrió un problema que le llevó a replantearse cómo acometer la fase final de su modernización: el Plan de Continuidad. De Andrés recuerda que “en noviembre de 2007 sufrimos una parada de 36 horas en la infraestructura Unix por un problema en la cabina StorageTek 6920 que nos llevó a tomar conciencia de la necesidad de una solución definitiva, potente y con tiempos mínimos de parada”.
En esa tesitura, Miquel valoró distintas posibilidades de la mano de tres parejas de baile: HP con Telefónica, IBM con Tecnocom y Sun con T-Systems. En primera instancia, se consideró la alternativa clásica del hosting en un CPD subcontratado, pero existían dos grandes obstáculos. “Cualquiera de los proveedores nos obligaba a comprar nuevas máquinas ya que, por nuestro tamaño y volumen de operación, no podíamos utilizar una máquina compartida; y, por otro lado, la línea de comunicaciones que necesitábamos para tener un backup razonablemente caliente tenía un coste elevadísimo”. Se consideró, entonces, levantar un segundo CPD propio en las oficinas de Miquel en Moncada, pero el coste de las comunicaciones era también desorbitado, de modo que se abrió la posibilidad de buscar dos nuevos CPDs: bien uno propio y un segundo externalizado, o bien dos externalizados. “Los números que mejor salían eran los de la segunda opción”.
En ese momento, Sun ya se había caído de la lista y ni HP ni IBM eran capaces de ofrecer dos CPDs en la región lo suficientemente cercanos como para operar en activo/activo. “La opción no era viable en Barcelona sin que la latencia de las comunicaciones no supusiera un riesgo para una arquitectura activo/activo; de modo que abrimos la puerta a Madrid”.
Ante las propuestas presentadas en esa línea por HP e IBM, Miquel optó finalmente por la alternativa de IBM y Tecnocom. De Andrés asegura que “fue una decisión muy difícil, pero IBM y Tecnocom entendieron mejor nuestros requerimientos y su propuesta era más equilibrada para el doble problema de Unix y Windows; mientras que Telefónica y HP podían hacer un planteamiento mejor en Unix, pero pinchaban en Windows”.
La solución final se concreta en una nueva infraestructura hardware alojada en dos CPDs ubicados ambos en instalaciones de IBM en Madrid (el Respaldo en Global Switch) a una distancia de alrededor de 12 kilómetros que, si bien no configuran un geocluster, opera en modo activo/activo, de manera que “algunas aplicaciones corren en un CPD y están redundadas en el otro y viceversa”.
La ‘mudanza’ se realizó a finales de 2008 durante un fin de semana, de modo que al lunes siguiente y de forma transparente los usuarios ya estaban trabajando contra el nuevo CPD. Asimismo y aprovechando el traslado, las cabinas de discos de los entornos Unix y Windows -Sun StorageTek 6920 e IBM TotalStorage DS4800, respectivamente-, se fusionaron en una única cabina IBM TotalStorage DS8300 con una capacidad de 33 Tbyes y conectada a un robot de cintas IBM TotalStorage 3500, de forma que el backup se realiza ahora de forma unificada para los tres entornos -WinTel, Unix y Citrix- con el software Symantec NetBackup.
De Andrés destaca que “si bien el proceso ha supuesto un sobreesfuerzo, la nueva situación es incomparablemente mejor, ya que el nuevo entorno nos permite ser proactivos y hemos pasado de mantener una infraestructura a administrarla”. Ciertamente, la nueva situación no sólo asegura la copia en tiempo real de los datos de Miquel; sino que también garantiza, en caso de desastre, poder reiniciar rápidamente las operaciones. “Para el arranque y desvío de aplicativos trabajamos con tiempos inferiores a media hora, lo cual es un seguro de vida”, comenta de Andrés, que está muy satisfecho del ROI: “el reaprovechamiento de la inversión es notable ya que la inversión hecha en hardware para tener un respaldo se está aprovechando de modo que, mientras que no entremos en contingencia, las aplicaciones correrían el doble de rápido si sólo dependiera de las máquinas”.
En el proceso de migración ha resultado clave la tecnología de Citrix hasta el punto de que “el despliegue de Citrix era condición necesaria para la migración a Madrid”, afirma de Andrés, quien explica que “decidimos desplegar todas las aplicaciones de usuario sobre Citrix con el doble objetivo de que la infraestructura fuera lo más sencilla posible teniendo en cuenta que tenemos infraestructura de sistemas distribuida en muchas localizaciones físicas y, por otro lado, para optimizar el consumo de ancho de banda”. La infraestructura Citrix, que soporta alrededor de 500 usuarios concurrentes, resulta efectivamente fundamental en un entorno en el que, salvo los portátiles, todos los clientes, se han convertido en ‘thin clients’.
Con esa filosofía, Miquel camina hacia un entorno avanzado de manera que, en el caso de los centros Cash&Carry o los supermercados -donde se utilizan TPVs Beetle de Wincor Nixdorf-, todos los procesos operativos que no son venta, como la recepción de mercancía o la gestión de stock, se está desplegando en SAP NetWeaver sobre WebSphere. Asimismo y en lo que se refiere a las cajas, se ha hecho un desarrollo en .Net que se comunica con toda la infraestructura de Windows vía BizTalk. “Tenemos una BBDD SQL con un servidor BizTalk que replica contra la BBDD de los terminales y habla al mismo tiempo con SAP PI (NetWeaver Process Integration) para mover los ficheros hacia SAP”.

Distribuir inteligencia
La progresión tecnológica de Miquel Alimentació no se ha limitado a la infraestructura, también alcanza a las aplicaciones, donde Unix y Oracle aparecen como sistemas nucleares y SAP como el sistema de gestión corporativo, un entorno monitorizado con la herramienta Application Manager de Realtech.
Fue en 2005 cuando el grupo de distribución tomó la decisión estratégica de apostar por SAP como eje troncal de su gestión y en colaboración con Accenture desplegó el ERP de la alemana en las áreas financiera y de RRHH, para luego implantar SAP Retail, SAP Portal y SAP PI como EAI corporativo, homogeneizando todo su entorno de gestión, con la única excepción de la logística, que se soporta en el Sistema General de Almacenes (SGA) basado en la solución Sislog Almacén de Atos Origin y con el que Miquel se hizo a raíz de la compra de una empresa en Burgos, para posteriormente migrarlo de un entorno AS400 a Oracle.
Con el despliegue de SAP Retail se cumplieron los objetivos en el área transaccional de un Plan de Sistemas que, como apunta de Andrés, tenía tres grandes objetivos: “visibilizar el balance y dar fiabilidad a todas las partidas, montar sistemas transaccionales fiables y dar fiabilidad a la información”
Es justamente en este ámbito donde Miquel dio en 2008 el pistoletazo de salida a su proyecto estrella en cuanto a aplicaciones. La iniciativa, que también se ha abordado en colaboración con IBM, persigue extender la inteligencia a todas las áreas de la organización. “Desde 2003 veníamos utilizando Business Objects pero sólo en la parte comercial explotando datos de ventas y con SAP BI teníamos la posibilidad de explotar cualquiera de los procesos de negocio que se soportan en SAP”.
El proyecto de BI de Miquel contempla dos fases. “La primera, desarrollada en 2008, ha dado nacimiento a un data warehouse sobre tecnología SAP que entró en explotación en mayo en las áreas de Finanzas y RRHH, y ahora se extiende a Comercial, Compras y Logística”, indica de Andrés.
Tras sentar los cimientos, será en 2009 cuando la empresa aborde la segunda fase del proyecto con el desarrollo del cuadro de mando y la puesta en marcha de indicadores de negocio para todas las áreas. De Andrés señala que “empezamos por las herramientas de transformación del transaccional en información, para abordar ahora el decisional con las herramientas de cuadro de mando”. En este sentido, la compañía está muy atenta a la evolución de la tecnología BI de SAP tras las adquisiciones de OutlookSoft y Business Objects.
De Andrés tampoco pasa por alto el impacto de esta transformación en los usuarios de negocio, los cuales “han sufrido mucho y todavía no ven los resultados palpables en el día a día”. “Hemos comprado un terreno, hemos hecho la casa y hemos puesto la bandera a la compra, pero ahora faltan los detalles, las aplicaciones de valor añadido para el usuario como herramientas de pricing y data mining, y el cuadro de mando”, concluye.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3