NoticiasInfraestructuras

Álvarez-Pallete en Davos: “Sin digitalización no hay transición verde”

El presidente de Telefónica reivindica la “necesidad de actuar con urgencia para reducir los gases de efecto invernadero”, un objetivo en el que las telecomunicaciones pueden desempeñar un papel clave para que otras empresas progresen en su eficiencia energética.

Álvarez-Pallete en Davos 2022.
Álvarez-Pallete en Davos 2022.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete (en la foto), ha subrayado durante su intervención en el , donde ha participado en un panel titulado ‘Desbloqueando la innovación digital para lograr unas emisiones netas cero’, que “las transiciones verdes y digitales van de la mano” y que, por lo tanto, “sin digitalización no hay transición verde”. En este sentido, ha reivindicado el papel crucial que desempeña el sector de las telecomunicaciones, ya que tiene el poder de transformar otras industrias para que avancen en la eficiencia energética.

“Siempre hemos sido parte de la solución”, ha afirmado, apoyándose en que la industria telco tiene el potencial de ayudar a otros sectores a reducir 10 veces más las emisiones de gases de efecto invernadero. Precisamente por esta contribución, también resulta fundamental que las infraestructuras de telecomunicaciones sean reconocidas como inversiones sostenibles por todos los grupos de interés y estén representadas de manera adecuada en la taxonomía europea de actividades sostenibles.

La industria telco tiene el potencial de ayudar a otros sectores a reducir 10 veces más las emisiones de gases de efecto invernadero

En este contexto, Telefónica es pionera en el segmento de la financiación sostenible. En 2019 la compañía lanzó el primer bono verde de la industria, en 2020 emitió el primer bono híbrido verde y en 2021 colocó el primer bono híbrido sostenible del sector. Además, ya ha alcanzado más de 10.000 millones de euros en financiación ESG.

Para progresar en este proceso, ha pedido “mecanismos políticos y regulatorios fuertes para seguir desarrollando planes de descarbonización basados en la digitalización”. “Es nuestra responsabilidad colectiva extender los beneficios de la digitalización a todos los sectores y, en particular, a las pymes para acelerar el efecto multiplicador de la tecnología para descarbonizar la economía. Si lo hacemos bien, aportará importantes beneficios a la sociedad”, ha defendido en Davos. “No hay transición energética sin digitalización”, ha reforzado.   

El presidente de Telefónica también ha señalado que “las infraestructuras inteligentes son la espina dorsal de la transición verde, un factor de cambio para conseguir una economía de emisiones netas cero”. De manera precisa, ha indicado que las tecnologías y los servicios digitales tienen capacidad para reducir las emisiones mundiales entre un 15% y un 35% para 2030.

Objetivos concretos y ambiciosos integrados en la estrategia

Junto a los hitos conseguidos en financiación sostenible, Álvarez-Pallete también ha destacado que la sostenibilidad es una parte esencial de la estrategia y el negocio de la compañía: “Somos pioneros en abordar la transición energética y digital. La sostenibilidad está en el corazón de lo que somos y de lo que hacemos”.

“En Telefónica estamos predicando con el ejemplo. Tenemos una larga trayectoria descarbonizando nuestras propias operaciones y nuestra cadena de valor y desarrollando tecnologías inteligentes. Nos situamos como una de las empresas líderes en sostenibilidad y como un referente en la gestión medioambiental, formando parte de la ‘Lista A’ de CDP desde hace ocho años”, ha argumentado.

Estos logros se apoyan en objetivos concretos y ambiciosos. Telefónica alcanzará las emisiones netas cero en sus principales mercados en 2025 y en todos los países en los que está presente en 2040, así como en su cadena de valor. Por ahora, solo en 2021 ya fue capaz de reducir sus propias emisiones un 70%. Al mismo tiempo, la compañía sigue transformando sus redes mientras apaga su legado, prescindiendo del cobre y acelerando el despliegue de la fibra y del 5G: la primera es un 85% más eficiente que el cobre y el segundo, un 90% más eficiente que el 4G. Desde 2019, Telefónica utiliza exclusivamente energía renovable en sus principales mercados, y el Grupo también está transformando su modelo operativo y el 80% de los procesos ya están digitalizados. Estos avances han permitido que la compañía haya sido capaz de recortar el consumo de energía un 7% en los seis últimos años mientras ha multiplicado por siete su tráfico en el mismo periodo.  

Computing 814