Toshiba lleva el compromiso con el medio ambiente a los primeros planos de su estrategia

En 2010, la compañía prevé reducir a la mitad el impacto medioambiental de sus productos y procesos en comparación con el año 2000.

Publicado el 20 May 2009

Respeto con el medio ambiente y contribución a la sostenibilidad del planeta tanto en los procesos productivos, como en los productos que desarrolle la compañía. Esta es la firme apuesta que a partir de ahora llevará a cabo Toshiba como aspecto estratégico de su actividad, elevando así su compromiso con la eficiencia medioambiental como uno de los principales pilares de su negocio. De esta manera lo aseguró Pablo Romero, director de marketing de Toshiba en España, quien vaticinó que, “en 2015, las empresas que no cumplan con unos estándares mínimos en tema de impacto medioambiental se van a quedar fuera del mercado”.

Según Romero, llegar a tener un liderazgo sostenible en este campo conlleva seguir una serie puntos fundamentales: “que forme parte de la visión a corto-medio plazo de la compañía; que se integre en su plan estratégico; que sea un objetivo prioritario en cada una de las divisiones; la necesidad de una monitorización continua; y, el que exista alguien externo a la compañía que evalúe dicha estrategia”. Aspectos que ya forman parte de la visión de Toshiba en materia de eco-eficiencia, la cual se ampliará hasta el año 2050.
De momento, la compañía ya ha anunciado que reducirá a la mitad el impacto en el planeta de sus productos y procesos en 2010 en comparación con el año 2000. Para ello, centrará su actividad en dos enfoques: la eficiencia energética y el desarrollo de productos ecológicos. Una iniciativa que se materializará a través de los planes Visión Medioambiental 2010 y Visión Medioambiental 2050, y que la firma medirá a través de lo que ha denominado Factor T, que se obtendrá de multiplicar el grado de mejora de los productos en este sentido y la mitigación de su impacto en el planeta respecto a un producto equivalente de generaciones anteriores. Por ejemplo, en el terreno de portátiles, Toshiba hará hincapié en el uso eficiente de sus recursos y materiales, la gestión de la energía y minimizar el impacto en el medio ambiente durante todo el ciclo de vida (suministro, fabricación, distribución, uso y final de vida útil).
Con todo, para 2025, la firma se compromete a reducir el equivalente a 117 millones de toneladas de CO2 frente al año 2000, de los cuales 82 millones provendrán de la mejora de sus procesos industriales; “estamos siendo muy ambiciosos, pero creemos que el ser diferencial en medio ambiente va a marcar, también, la futura posibilidad de vender proyectos y ganar mercado”, concluye Romero.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3