El tráfico de datos móviles anual llegará a los 23 Exabytes

Los smartphones se han convertido en el dinamizador principal en el impulso de la banda ancha móvil, y como consecuencia, el tráfico de datos está creciendo de manera exponencial.

Publicado el 30 Jun 2010

41373_65

Nokia Siemens Networks prevé que en 2015 el tráfico de datos móviles al año alcance los 23 exabytes, el equivalente a 6.300 millones de personas descargándose un libro digital cada día. Igualmente destaca que en el año 2011, el 50 por ciento del tráfico sobre las redes móviles será generado por voz móvil, y el otro 50 por ciento por datos móviles. En 2015 aproximadamente el 85 por ciento del tráfico será generado por datos móviles, de los cuales el 49 por ciento será a través de terminales móviles.
Avisa Nokia Siemens Networks que además de esta explosión en el tráfico de datos, hay otra repercusión a tener en cuenta, causada por el crecimiento de los smartphones: el aumento de la “señalización” en las redes. Todos los dispositivos móviles intercambian mensajes con las celdas de las redes que le rodean para controlar la transmisión del tráfico de datos. Este intercambio continuo de mensajes se llama “señalización”.
En este punto, explica Pedro José Hernández, director ejecutivo de la cuenta global de Telefónica en Nokia Siemens Networks, que, “la capacidad es sólo una parte del problema. La combinación de muchas aplicaciones nuevas para estos dispositivos inteligentes y las necesidades de conectividad asociadas a estas aplicaciones en los equipos, demandan redes de banda ancha móvil más inteligentes capaces de gestionar el tráfico”.
Es decir, la combinación de las aplicaciones nuevas y las necesidades de conectividad asociadas al acceso a dichas aplicaciones está produciendo un efecto de sobrecarga en la señalización. Por un lado, los smartphones intentan desconectarse de la red lo antes posible para ahorrar energía, y por otro lado las aplicaciones intentan permanecer siempre conectadas, ya que en muchos casos necesitan estar continuamente actualizadas online. El resultado es un incremento en el número de mensajes intercambiados (“señalización”) entre el terminal y la red para iniciar y comunicar los cambios en el estado del dispositivo.
“El exceso de señalización se crea sin la intervención del usuario”,añade Pedro José Hernández. “Conocer la manera en la que interactúan los smartphones y las redes es clave para evitar efectos indeseados para los usuarios finales. Para prevenir que las baterías de los móviles se acaben rápidamente sin que eso limite las capacidades de conexión, es totalmente necesaria una manera eficiente e inteligente de gestionar la carga de señalización tanto en los dispositivos como en las redes.”
En definitiva, duplicar la vida de la batería para los usuarios, mejorar la gestión de la señalización en la red y cargas, realizar el balanceo de la carga en la red y redes optimizadas, gestión de dispositivos, gestión de identidades y un nuevo ecosistema es lo que recomienda hacer Nokia Siemens Networks. De hecho, la compañía ya ha resuelto el problema en una de las redes más complejas: Telefónica O2 en el centro de Londres, al actualizar la red de banda ancha móvil ofreciendo a los usuarios de smartphones un mejor servicio.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados