EntrevistasMundo digital

“Liferay da mayor autonomía tanto a usuarios técnicos como a los no técnicos”

Jorge Ferrer, en calidad de responsable de Ingeniería de Liferay, explica la hoja de ruta de sus productos estrella, DXP y Commerce, y cómo están evolucionando las experiencias digitales con aliados tecnológicos como el low code, la hiperautomatización y la inteligencia artificial.

Liferay es una empresa que ha ido experimentando un crecimiento tecnológico notable, desde sus inicios enfocados al diseño de portales web hasta su actual cartera completa de soluciones enmarcadas en las experiencias digitales. Uno de los grandes artífices de esta progresión es, sin lugar a duda, Jorge Ferrer, vicepresidente de Ingeniería, que trabaja de forma directa en estrecha colaboración con Brian Chan, Fundador y Chief Software Architect y Bryan Cheung, cofundador y CEO de la compañía, co protagonizando el liderazgo del ecosistema de desarrolladores de código libre que aportan su grano de arena en la definición de sus productos estrella Liferay DXP y Liferay Commerce.

En la versión que presentaron en 2020, Liferay DXP 7.3, se incorporaban capacidades que permitían escalar la creación y administración de contenido en todos los ámbitos de negocio (B2B, B2C y B2E), así como nuevas y potentes funcionalidades de marketing digital. Pero… ¿qué novedades nos esperan en los próximos desarrollos de Liferay? Jorge Ferrer responde sin titubeos: “La versión 7.4, que estará disponible a finales de este año, se basa en cinco pilares básicos: Enterprise ready (seguridad, interoperabilidad y nube con todas las certificaciones); experiencias listas para ser usadas que reducen el time to launch; experiencias inteligentes (predictibilidad, automatización); desarrollo gradual de soluciones, empoderando al usuario de negocio; y una estrategia cloud.

La maquinaria sigue en marcha, “ya hemos lanzado una primera versión pública open source y seguiremos lanzando rolling releases con nuevas funcionalidades cada seis semanas, de forma que nuestra comunidad pueda usarlas y darnos su feedback”. En paralelo, para los clientes suscritos a Liferay DXP, se liberan con frecuencia Fix Packs para la resolución de errores. Ferrer asegura que “el objetivo de este sistema es poner al mercado soluciones muy testeadas y mejoradas en la medida de lo que se haya necesitado”.

Agilidad y empoderamiento

Liferay ya venía evangelizando con su anterior versión en torno a la agilidad y empoderamiento de los usuarios de negocio, mensaje que con la pandemia se ha agigantado; “los cambios que en un contexto normal hubieran llevado cinco o 10 años, se han acelerado a un año o incluso meses”, puntualiza el experto.  Y continúa: “Desde Liferay siempre hemos estado en continuo contacto con nuestros clientes y hemos escuchado a nuestros usuarios para conocer sus necesidades. Y a todo ello hemos tratado de dar respuesta a través de nuestra tecnología y aportando siempre nuestra visión como líderes tecnológicos: con nuestra experiencia y anticipándonos con nuestros desarrollos a las futuras necesidades que nuestros clientes y las organizaciones de todos los sectores pudieran tener”.

Por ese motivo, muchos de los desarrollos previstos para la próxima versión tienen como objetivo dotar de autonomía e independencia a las organizaciones y, más en concreto, a los usuarios: tanto técnicos, con herramientas que les aporten altas capacidades de integración y de desarrollo personalizado para que tengan más libertad a la hora de elegir la tecnología preferente, como no técnicos, los cuales necesitan cada vez más agilidad e independencia con respecto al resto de perfiles. Como resultado, todo ello repercute en una optimización de los recursos disponibles: tanto económicos, como de tiempo y personales.

Hiperautomatización y machine learning

Sin duda, 2021 es el año en el que la hiperautomatización se ha consolidado en las agendas de los responsables de TI, así lo sanciona Gartner en su informe anual. Jorge Ferrer está convencido de los grandes beneficios que aporta esta tecnología, “en la medida en que se apliquen tecnologías de AI y machine learning de forma adecuada para resolver problemas reales (y no solo dejándose llevar por el hype) creo que hay una gran oportunidad de mejora”. Liferay se usa a menudo como plataforma de integración, así como de portal que ofrece una experiencia de usuario unificada a todos los empleados, partners, clientes… “En este sentido puede ser un compañero perfecto en iniciativas de hiperautomatización, permitiendo ocultar la complejidad interna de esta y ofreciendo a los usuarios unos servicios digitales fáciles de usar y que resuelven sus necesidades reales”, resume el experto, y se apoya con una valoración de Gartner: “Liferay brilla cuando su tecnología se utiliza para crear experiencias altamente personalizadas que requieren integración con aplicaciones de negocio”. En cuanto a las tendencias principales en el ámbito de las experiencias digitales, Ferrer destaca que el gran potencial vendrá dado por la fusión de las ideas de construcción de aplicaciones empresariales low code (sin escribir código) y la construcción ágil de las experiencias en el mundo digital.

¿Y en qué ámbitos (Business to Business, Business to Consumer, Business to Enterprise) va a aportar más novedades Liferay? “A medio plazo (de uno a dos años), seguiremos avanzando en mejorar la experiencia en los escenarios y casos de uso de B2B más orientados al servicio (clientes, partners, proveedores, ciudadanos…) y el ecommerce; y habrá grandes novedades que esperamos poder comentar pronto sobre cloud y SaaS”. No obstante, la firma trabajará para reducir las complejidades y ofrecer innovación en los tres entornos comentados (B2B, B2E y B2C). Y así lo explica el directivo, “con las innovaciones de Liferay DXP buscamos amplificar nuestras tradicionales fortalezas ayudando a las empresas a acelerar el proceso de creación de contenido, mejorar la gestión de la experiencia y digitalizar las operaciones, en beneficio tanto de los usuarios de TI como del negocio”.

En último término, es evidente que la hoja de ruta de esta tecnología pasa por la adaptación a los requerimientos de unos usuarios que cambian cada vez más rápido: low code no solo para operaciones sino para la experiencias, muy fáciles de usar y accesibles; design systems como tendencia que permite escalar y reducir costes; inteligencia útil, aplicando inteligencia artificial para automatizar, dar insights y aportar previsibilidad. Y, por supuesto, realidad virtual, realidad aumentada y el reconocimiento de voz, que irán entrando en juego para favorecer arquitecturas flexibles que permitan incorporar innovaciones

Computing 805