Gabriel González, Omega Peripherals: “Se debe impulsar la cultura de la innovación”

Gabriel González Vargas, director de innovación en Omega Peripherals, identifica Kuberne-tes, IA, IoT y blockchain como las tecnologías disruptivas con más recorrido empresarial.

Publicado el 16 Feb 2023

Gabriel González Vargas, director de innovación en Omega Peripherals.

¿Cuál ha sido el comportamiento de 2022 en inversión en innovación?

G. G. V.: 2022 ha sido un año muy convulso, lo que ha aumentado el interés de las empresas por posicionarse y adoptar nuevas tecnologías que mejoren su eficiencia y productividad. Para ello hay ciertos caminos que son tendencia y marcarán el futuro próximo. Es el caso del cloud para conseguir la flexibilidad necesaria que permita la adaptación a los cambios, donde muchas empresas ya se encuentran en proceso de cambio o directamente trabajando en entornos híbridos de forma eficaz. Pero, además, las organizaciones han buscado soluciones tecnológicas basadas en el análisis de datos, la automatización y la inteligencia artificial (IA) para mejorar sus procesos de negocio y lograr dicha adaptación.

¿La innovación está al alcance de todo tipo de organizaciones?

G. G. V.: Sí, pero para ello deben considerarse varios factores. Para empezar, es importante evaluar si la empresa tiene la capacidad y voluntad de adaptarse al cambio. Además, debe contar con los recursos necesarios, financieros y humanos, para poder implementar y mantener una solución tecnológica innovadora. También hay que considerar si la innovación realmente se ajusta a las necesidades del negocio y si puede proporcionar un beneficio real. Y, por supuesto, se necesita una madurez tecnológica, desde el punto de vista de la empresa y de la solución a desplegar. En todos los casos, es importante impulsar una cultura de la innovación en la que se valore y premie la adopción de cambios, y se fomente el pensamiento creativo así como la colaboración tanto vertical como horizontal dentro de los diferentes departamentos; para ello se debe contar con una figura de liderazgo a modo de guía.

Es importante señalar que la innovación no siempre implica la adopción de tecnología de vanguardia o la creación de algo completamente nuevo. En muchos casos, puede consistir en mejorar procesos existentes, encontrar formas más eficientes de hacer las cosas o la identificación y resolución de problemas de una manera creativa.

¿Qué tecnologías están siendo o serán las más disruptivas para mejorar los procesos empresariales en 2023?

G. G. V.: Es difícil predecirlo con certeza, pero en un futuro cercano destacaría cuatro. Kubernetes ya es el presente en muchas empresas, pues el uso de un orquestador y la orientación a microservicios ofrecen una gran flexibilidad además de la posibilidad de incrementar la fiabilidad y la continuidad de negocio combinando soluciones on premise, cloud o hibridas. La IA está comenzando a tener impacto en una amplia gama de áreas, desde el análisis de datos y la toma de decisiones hasta la automatización de tareas y la mejora de la eficiencia. El Internet de las cosas (IoT) establece la conexión de dispositivos físicos a Internet, lo que permite recopilar y compartir datos en tiempo real. Esto tendrá un gran impacto en los procesos empresariales al facilitar una mayor automatización y una mejora en la toma de decisiones basadas en datos. Y blockchain es una tecnología de registro distribuido que permite a las empresas llevar un control confiable y seguro de transacciones y datos. Puede tener un gran impacto en áreas como cadenas de suministro y gestión de contratos, además de formar el tándem perfecto con IoT.

¿Qué papel juega la gestión de proyectos y procesos en la innovación?

G. G. V.: Es un campo con gran interés en los últimos años. Muchas empresas han adoptado el uso de metodologías ágiles en la gestión de proyectos que promueven un enfoque más flexible y adaptativo. Son necesarias para absorber cambios sin tener que rehacer toda la planificación del proyecto. En cuanto a la gestión de procesos, existen herramientas que facilitan la definición de las pautas a seguir y que ayudan a mantener el conocimiento organizado y a poder tener la trazabilidad del cumplimiento de esos procesos. Combinando ambas disciplinas se consigue una gestión robusta y fiable de los proyectos de la empresa.

¿Existe un equilibrio correcto entre las demandas IT de las empresas y las inversiones que deberían acometer?

G. G. V.: En general creo que existe un equilibrio entre lo demandado y las necesidades reales del negocio. Hemos observado un interés creciente en tecnologías como la IA y su utilización en la analítica predictiva, así como en el blockchain y su uso a nivel empresarial. En el caso de Kubernetes, por ejemplo, como ya ha demostrado sobradamente sus ventajas, son los propios clientes los que demandan proyectos basados en esta solución. Sin embargo, en otras muchas ocasiones necesitamos realizar una labor de concienciación explicando tecnologías y su impacto directo en los procesos.

Es cierto que existen una gran cantidad de tecnologías innovadoras disponibles y es fácil quedarse atrás si no se presta atención a lo que ocurre en el mercado. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todas las tecnologías son adecuadas para todas las organizaciones y es necesario evaluar cuidadosamente cuáles proporcionan el mayor beneficio para el negocio. Nunca es recomendable comenzar proyectos innovadores de forma precipitada.

¿Qué sectores están liderando la innovación IT en España?

G. G. V.: Los sectores que están destacando son principalmente cuatro. El sector financiero ha adoptado ampliamente la tecnología IA para mejorar la eficiencia y la toma de decisiones. Retail está utilizando el cloud, IA y machine learning (ML) para mejorar la experiencia del cliente y potenciar la venta dirigida. Las empresas de logística han incorporado IoT e IA para optimizar la cadena de suministro. Y el sector de la salud ha protagonizado muchos proyectos de digitalización y movilidad, adoptando la nube. Destaca su papel en el procesamiento de datos y el uso de IA y ML para obtener soluciones de diagnóstico temprano.

Por su parte, el sector público juega un papel clave como cliente y como tractor de innovación. Como cliente, impulsa la innovación al ser un comprador importante de IT y exigir soluciones innovadoras a los proveedores, lo que estimula a las empresas a desarrollar nuevas tecnologías para satisfacer sus necesidades con un target de consumidor muy amplio y exigente. En cuanto a potenciador de la innovación, ofrece diferentes programas de subvenciones y financiación precisamente para el fomento I+D+i.

Algunos proyectos donde las AAPP están aplicando innovación son la implementación de sistemas digitales para mejorar la eficiencia y transparencia de los procesos públicos; el desarrollo de apps móviles y herramientas en línea para facilitar el acceso de los ciudadanos a servicios públicos; la adopción de IA y el análisis de grandes cantidades de datos para mejorar la toma de decisiones y la prestación de servicios; o el desarrollo de proyectos I+D en colaboración con empresas y universidades.

¿Es entonces optimista la radiografía de la innovación en la economía española?

G. G. V.: Es difícil predecir la capacidad de innovación de las empresas españolas; si bien, en general, creo que sigue existiendo una gran brecha entre las pymes tradicionales y las grandes empresas o las nativas digitales. Es bastante probable que la tendencia de las segundas sea la evolución hacia las tecnologías disruptivas comentadas anteriormente; sin embargo, las primeras deberán apostar primero por la tecnología cloud y la seguridad, y de esta manera prepararse para seguir innovando hacia esas soluciones avanzadas.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Rufino Contreras
Rufino Contreras

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5