Dos de cada cinco empleados españoles admiten saltarse las políticas de TI

Según un estudio global encargado por Cisco y realizado por la consultora Insight Express, Los empleados cuestionan las políticas corporativas de TI porque necesitan utilizar aplicaciones y programas no permitidos para realizar su trabajo.

Publicado el 21 Dic 2010

82808_16

En una nueva entrega del estudio Cisco Connected World Report, realizado por la consultora Insight Express a petición de Cisco, ha quedado manifiesto que a pesar de que los empleados demandan una mayor movilidad y el uso de nuevos dispositivos para realizar su trabajo, existe una clara descoordinación entre los trabajadores y las políticas corporativas de TI de su organización.
De los 2.600 trabajadores y profesionales de TI encuestados de 13 países, más de dos tercios consideran que las políticas de TI de sus compañías podrían mejorarse para responder a las necesidades reales de su ámbito de trabajo, por ejemplo buscando un equilibrio entre el uso de dispositivos, las redes sociales, la movilidad y la flexibilidad laboral. En España esta cifra es del 72%
Por otro lado, al menos dos de cada cinco trabajadores reconocen saltarse dichas normas para responder a sus necesidades de trabajo porque necesitan utilizar aplicaciones y programas no permitidos para realizar su trabajo, con la única intención de ser más productivos y eficientes. En España, este ratio se sitúa en el 43%. Además, uno de cada cinco empleados (el 20%) se salta las políticas de TI porque creen que su compañía o el departamento de TI no van a reforzarlas (14% en nuestro país).
Asimismo, en España aunque el 86% de las organizaciones consultadas tiene políticas de TI, el 46% de los empleados desconoce su existencia, y un 18% cree que sus empresas no han adoptado normas sobre el uso aceptable de dispositivos como portátiles o smartphones.
Este estudio también refleja cómo las tendencias del mercado de consumo -el uso creciente de las redes sociales, del vídeo y de múltiples dispositivos móviles- se están trasladando a las empresas provocando que trabajadores de todo el mundo cuestionen la relevancia de las políticas corporativas de TI y las omitan con mayor frecuencia.
La limitación en el uso de redes sociales varía en función del país y de la organización. Aunque el 51% de los empleados consultados cree que las redes sociales (no relacionadas con el trabajo) contribuyen a conciliar vida personal y laboral, dos de cada cinco tienen prohibido utilizar Facebook en el lugar de trabajo, mientras uno de cada tres no pueden acceder a Twitter en la oficina o mediante dispositivos de trabajo. En España, el 38% tiene prohibido el uso de redes sociales y el 31% no puede acceder a Twitter.
En cuanto al uso del vídeo como herramienta de comunicación para empresas y consumidores, este está creciendo exponencialmente. Sin embargo, no todos los trabajadores que demandan el uso de herramientas de comunicación de vídeo en la oficina cuentan con esta posibilidad. Aproximadamente el 41% no pueden apoyarse en el vídeo como herramienta de comunicación empresarial, porcentaje que se incrementa en el caso de Francia (60%), Reino Unido (55%), Alemania (55%) y Estados Unidos (53%). En nuestro país, un 51% de los trabajadores entrevistados tiene hoy acceso a la comunicación mediante vídeo desde el trabajo.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4