INFORMES

Los retos del CISO frente el entorno híbrido



Dirección copiada

Grandes oportunidades y grandes riesgos conlleva el nuevo panorama tecnológico

Publicado el 6 jun 2024



CISO (1)

La evolución del panorama de seguridad

Las empresas están evolucionando hacia centros de datos centralizados a un modelo híbrido, con datos y operaciones distribuidos. Este cambio, aunque beneficioso, incrementa la complejidad de la seguridad y la gestión. Y es el CISO el que tiene que gestionar este nuevo paisaje, con los consiguientes retos, como explica CheckPoint.

La plataforma de firewall de malla híbrida

Según Gartner, una plataforma de firewall de malla híbrida (HMF) es un cortafuegos de implementación múltiple que abarca hardware y appliances virtuales, modelos basados en la nube y de servicio, con un plano de gestión unificado en la nube. Está diseñada para apoyar entornos híbridos y casos de uso en evolución, ofreciendo integración madura de pipelines CI/CD, integración nativa en la nube y capacidades avanzadas de prevención de amenazas que se extienden a dispositivos IoT y ataques basados en DNS.

Desafíos en un entorno de TI híbrido

1. Mayor riesgo de brechas en múltiples entornos

Cada entorno de trabajo necesita puntos de aplicación específicos, aumentando el riesgo de vulnerabilidades en ciberseguridad. Esto requiere varios tipos de firewalls, incluyendo on-premises, virtuales, nativos en la nube y firewall como servicio (FWaaS). Este ecosistema debe integrarse con diversos sistemas y controles como dispositivos IoT, CSPM y SD-WAN. Los responsables de seguridad TI a menudo carecen de la capacidad para gestionar herramientas de diferentes proveedores. Estos problemas se pueden solucionar con una arquitectura consolidada que ofrezca capacidades esenciales de prevención de amenazas y Zero Trust.

2. Complejidad de cumplimiento

El entorno de TI híbrido implica múltiples tecnologías y equipos, lo que puede convertirse en una pesadilla para los responsables de la seguridad informática. Es necesario buscar plataformas que ofrezcan visibilidad unificada y respuesta a incidentes mediante una consola unificada y registro consolidado.

3. Alta carga administrativa y operativa

La falta de cohesión entre soluciones obliga a los administradores a moverse entre múltiples plataformas para crear y actualizar políticas, manteniendo los controles de seguridad actualizados. Esto requiere tiempo y recursos, además de aumentar el riesgo de brechas de seguridad. Se necesita una solución consolidada para centralizar la gestión y aumentar la visibilidad y la eficiencia.

4. Limitaciones de adquisición y presupuesto

Los presupuestos son una preocupación constante, y con múltiples tipos de aplicaciones y diferentes modelos de precios, asegurar un entorno híbrido puede ser costoso e impredecible. Un enfoque “best-of-breed” puede añadir complejidad con la compra de soluciones de múltiples proveedores. Es recomendable optar por un firewall de malla híbrida con un modelo de precios flexible.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5