“La relación con Cisco es cada vez más estrecha”

EMC acaba de cerrar ciclo fiscal y en su tercer trimestre ha ganado un 24 por ciento menos tras ver disminuida su facturación más de un cinco por ciento. Sin embargo, el fabricante ha revisado al alza sus pronósticos para el resto de año, alentado por la continuidad de su estrategia, su política de adquisiciones estratégicas, y los signos de estabilización en el mercado.

Publicado el 04 Nov 2009

22886_59

Lores Serrano. Computing

Han pasado diez meses desde su designación como director general de la filial española, ¿qué valoración puede hacer de su actuación al frente de la compañía?
Estamos en un año muy complicado en el que la inversión y gasto en TI se ha reducido bastante; pero a nosotros como compañía nos ha pillado en una situación de estabilidad muy buena, que nuestros clientes han sabido apreciar en cuanto a continuidad de soluciones y servicios. Igual no hay proyectos de gran envergadura pero sí surgen más proyectos relacionados con la eficiencia, automatización de procesos, optimización del CPD… y ahí nosotros tenemos las mejores soluciones.

En su tercer trimestre fiscal han reducido un 24 por ciento los beneficios y un 5,3 por ciento la facturación con respecto a un año. Sin embargo, tomando como referente el segundo trimestre, éstos han subido un ocho y un 45 por ciento respectivamente, ¿qué estimación puede hacer de los resultados obtenidos?
Sinceramente, creo que podemos hacer una lectura muy positiva de estos resultados. A pesar de la actual situación económica, durante los últimos meses hemos observado que el gasto en tecnología es cada vez más estable, más previsible. Nuestros clientes están avanzando en este sentido y tienen una mayor confianza a la hora de invertir sus presupuestos de TI. EMC ha aprovechado esta tendencia y estamos más cerca del cliente que nunca, ampliando nuestra gama de soluciones y ayudándoles en la consecución de un mayor retorno de la inversión en sus proyectos de TI. Estos resultados son la mejor muestra de que nuestra estrategia está siendo la correcta, no sólo con nuestros clientes, sino también en lo que respecta a nuestra política de control de nuestra estructura de costes.

Y la filial española, ¿cómo se ha comportado en estos tres meses?
Hemos continuado trabajando intensamente para desarrollar proyectos tecnológicos en nuestros clientes que les ayuden a maximizar la eficiencia y la eficacia. Nuestros clientes necesitan hacer más con menos o en el mejor de los casos con lo mismo y nos demandan un mayor esfuerzo en nuestras propuestas. Todo ello nos ha permitido continuar en línea con nuestras previsiones.

A pesar de estos descensos, Joe Tucci ha revisado al alza sus previsiones de cara al total del ejercicio. Ahora prevé facturar 13.900 millones de dólares. ¿En qué factores confía para aumentar sus vaticinios y por supuesto, lograr tales objetivos?
La situación de las inversiones en TI se presenta, sin duda, como un gran desafío para nosotros, pero los signos de estabilización que estamos viendo en el mercado son muy alentadores. El valor estratégico de nuestras recientes adquisiciones, como Data Domain, junto con una amplia gama de soluciones que nos sitúa perfectamente alineados con los prioridades de los clientes – consolidación, virtualización y mejora de la eficiencia-, nos otorgan una gran ventaja competitiva para seguir progresando y conseguir nuestros objetivos.

A la subsidiaria española, ¿también le han subido los objetivos?, ¿maneja alguna previsión para el total del año?
Nuestro objetivo es continuar en la línea que llevamos hasta ahora. Confiamos en que nuestra completa gama de productos cien por cien focalizados en la infraestructura de la información, junto con el gran equipo que formamos en España y la colaboración de nuestros partners y socios tecnológicos, nos permitan alcanzar nuestros objetivos comerciales, pero sobre todo nos permita continuar colaborando con nuestros clientes para ayudarles a extraer el máximo valor de su información. Temas como la virtualización del centro de datos, la nube privada, las soluciones de backup, recuperación y archivado, o disponer un almacenamiento en red altamente escalable y eficiente son algunos de los temas que los departamentos de TI tienen sobre la mesa y EMC es la empresa mejor posicionada actualmente para dar respuesta a estos requerimientos.

A la vista de los resultados obtenidos hasta la fecha, ¿se han tenido que replantear un cambio de directriz o van cumpliendo objetivos?
EMC suele definir una estrategia a medio plazo que va ajustando en función de las circunstancias. Incluso teniendo buenos resultados EMC es una compañía que sigue haciendo nuevos desarrollos, adquisiciones, optimizando… todo con una línea de continuidad. Este año por ejemplo, los focos eran el backup y la recuperación ante desastres.

¿Qué repercusión para la subsidiaria está teniendo la crisis en España?
El sector financiero, que es uno de los mercados más impactados, sólo constituye un tercio de nuestro negocio; los otros dos son Sector Público y telco. De todas formas, la banca española sigue invirtiendo en grandes proyectos al igual que el sector seguros en temas de gestión de procesos, fidelización de clientes, seguridad… Además, como EMC tiene soluciones de gran cuenta adaptadas a empresas más pequeñas, estamos llegando muy bien a ese segmento del mercado gracias también a nuestros partners.

Asimismo, el mercado del almacenamiento se ha visto convulsionado con la llegada de Oracle y su Exadata 2, un sistema modular de servidores de almacenamiento de Sun que está optimizado para hacer correr la base de datos de Oracle. ¿Le preocupan a EMC las prácticas de Larry Ellison en este terreno?
Le tenemos mucho respeto a la competencia, pero también es cierto que nosotros tenemos un liderazgo tecnológico importantísimo junto con el buen servicio que proponemos y nuestra estrategia de continuidad que ayuda a los clientes a optimizar e innovar es algo que el mercado aprecia muchísimo. Por otro lado, EMC cuando compra lo hace para complementar nuestra oferta tecnológica.

Sin embargo, Exadata es un tandem muy fuerte, e IBM y Teradata, por ejemplo, ya han reaccionado con sus respectivas ofertas: pureScale y Teradata 13. ¿Qué está preparando EMC al respecto?
Con ambos proveedores, por ejemplo, mantenemos acuerdos para complementar sus soluciones con las nuestras, aparte de otros fabricantes como Microsoft, que también tiene desarrollos muy fuertes. Y eso significa que unas veces competimos, y otras nos complementamos.

En julio de este año compraron Data Domain por 2.200 millones de dólares. ¿Cómo se está llevando a cabo su integración y cómo se traslada este proceso a la filial española?
El interés de adquirir Data Domain fue por su tecnología, -bastante diferenciada en el mercado-, de deduplicación. La integración ha sido muy rápida porque es una empresa muy complementaria con EMC. En el caso de España, ahora se están definiendo las políticas de venta, de comercialización, pero de momento, la respuesta e interés de nuestros clientes está siendo muy buena. Es una muy buena solución y nos aporta un gran valor añadido.

Esta compra refuerza su posición en el mercado de los centros de datos. ¿En qué situación está ahora EMC en este campo y dónde quiere estar?
Con nuestra estrategia de virtualización hemos ayudado a muchos clientes a optimizar costes, y ahora al complementarla con las soluciones de deduplicación de Data Domain esperamos ganar una mayor presencia aún de la que tenemos. Además, hemos ampliado nuestras alianzas con VMware, Cisco Systems…

¿Qué estrategia de compras tiene EMC?, ¿es siempre para complementar su oferta tecnológica?
Efectivamente EMC sólo compra compañías que se complementan con lo que tenemos y nunca para ganar cuota de mercado o eliminar competidores. También ha adquirido empresas para entrar en nuevos mercados como RSA en el de seguridad, o para potenciar su I+D. Por ejemplo, si hay una firma que hace algo determinado en un mercado específico, la adquiere para aportar un valor añadido o hacerse con desarrollos tecnológicos innovadores.

Esta estrategia encaja entonces con su política de innovación…
Sí, ahora los focos de innovación son la virtualización principalmente, -queremos ofrecer una solución de virtualización completa que esté por encima de las aplicaciones-, junto con la gestión de procesos, desde la captura del dato hasta el backup, gestión documental… y la inversión en esta innovación es una combinación de las empresas adquiridas y nuestra propia tecnología. Y que todo esté integrado. EMC ha sido y es una compañía fuertemente comprometida con la innovación, innovación que puede venir de una fuente interna o externa. A los 1.700 millones de dólares que EMC destinó en 2008 a I+D+i hay que sumar su planificada política de adquisiciones que nos ha llevado a adquirir alrededor de 30 empresas en los últimos cinco años. Cuando EMC adquiere una compañía nuestro primer objetivo es integrar las soluciones y los equipos tecnológicos. Otro de sus intereses estratégicos es el cloud computing. Precisamente acaban de comprar FastScale para desarrollar el cloud privado. ¿Cómo está preparando la filial española esta nueva oferta?
Aunque el cloud computing es una tecnología relativamente nueva ya hay clientes en España que estaban trabajando con la nube. Se trata de una nueva tecnología virtual en la que puedes trabajar con recursos propios, los cuales deben ser dinámicos, flexibles… y esto requiere disponer de distintas soluciones para ayudar a los clientes en estas necesidades. Al final se trata más bien de una estrategia y no de un producto que se llama nube. Por ejemplo, Cepsa ya trabaja con su propia nube privada que opera con recursos propios y los de un proveedor, aunque al final para ellos es una arquitectura de servicios. De todas formas, para desarrollar nuestra oferta nosotros trabajamos con proveedores de servicios como Telefónica, Vodafone, Indra, Accenture… partners que consideramos están preparados para ofrecer este tipo de servicios.

¿Y esta oferta estaría ligada a productos de VMware como el vCenter?
En realidad con todos los productos de VMware, incluso de Cisco Systems… al final es una propuesta multiproveedor.

Hablando del gigante del networking, se comenta que EMC está formando con Cisco una joint-venture para ofrecer servicios de TI. ¿Podría adelantar algo de esta alianza?
De momento, no hay nada oficial, pero es cierto que la relación con Cisco Systems es cada vez más estrecha. Estamos trabajando mucho en tecnología y con proveedores de servicios junto además con VMware. Nos complementamos mucho los tres.

¿Qué supone para EMC el negocio de servicios?, ¿tienen intención de potenciarlo?
En este último trimestre, un tercio de nuestros ingresos han procedido del negocio de servicios; y cada vez tienen más peso, principalmente entre los grandes clientes. Nuestro objetivo además es llegar a las empresas de tamaño medio a través de nuestros partners certificados proporcionando un alto nivel de servicio desde soporte de infraestructura hasta la consultoría.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3