Los fabricantes de procesadores buscan una fuente de ingresos en los dispositivos móviles

En su lucha por sobrevivir a la caída de la demanda global de tecnología, los fabricantes de procesadores han puesto sus esperanzas en el mercado de los dispositivos móviles tales como los netbooks y smartphones.

Publicado el 19 Feb 2009

Las ventas mundiales de procesadores para ordenadores personales cayeron un 11 por ciento en el cuarto trimestre de año, mientras que las ventas de los netbooks se prevé que se dupliquen este año con 35 millones de unidades vendidas. Ante tamaña perspectiva no es de extrañar que fabricantes como Intel o Acer empiecen a tomar posiciones en el mercado de la movilidad, al que han dirigido todas sus esperanzas para crecer.

Intel, por ejemplo, espera vender un 50 por ciento más de lo que consiguió en 2008 de su chip Atom para netbook y otros dispositivos móviles para Internet. Y es que los ingresos de este fabricante procedentes de Atom en el cuarto trimestre de año subieron un 50 por ciento hasta los 300 millones de dólares. En contrapartida, las ventas totales de Intel disminuyeron un 23 por ciento hasta los 82.000 millones consecuencia de la crisis económica mundial.

Otro fabricante de procesadores, el norteamericano Freescale, que empezó haciendo procesadores para netbooks el mes pasado, tiene previsto ampliar su oferta para incluir chipsets para el sistema operativo de Google, Android, el próximo trimestre. Y esta compañía de capital privado nacida de Motorola en 2004 también colaborará con empresas de tecnología wireless como Wavecom y Option para hacer netbooks de gama alta más rápidos y con conexiones de tercera generación. Con este paso, Freescale espera que la cantidad de netbooks vendidos este año se duplique hasta los 30 millones.

A la caza y captura del crecimiento se encuentra también Acer, el tercer mayor fabricante de PCs del mundo, que ha decidido entrar en el mercado de los smartphones. Acer acaba de revelar en Barcelona sus primeros ocho modelos y se ha marcado como objetivo situarse entre los cinco primeros fabricantes de smartphones en un periodo de cinco años.

Y Nokia, por su parte, uno de los jugadores clave de este mercado, no está dispuesta a perder su posición por lo que ha decidido enterrar el hacha de guerra con su adversarioQualcomm, con la vista puesta en la reducción de costes de producción. Será la primera vez que Nokia utilice chipsets de Qualcomm en sus teléfonos 3G, lo que proporcionará a Qualcomm el acceso a una mayor presencia en el mercado de los smartphones.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3