El nuevo plan eco-responsable de Sony busca reducir un 30% el consumo anual de energía de los productos

Sony ha creado un nuevo plan global de eco-responsabilidad al que ha denominado “Road to Zero”, que pretende conseguir una drástica reducción del impacto medioambiental en 2015.

Publicado el 14 Abr 2010

Basado en un sistema de diagnóstico previo, esta nueva política de Sony a cinco años, va más allá de la neutralización de las emisiones de carbono, incluyendo también el tratamiento y reciclaje de residuos o la cada vez menor utilización de materiales finitos como, por ejemplo, los productos plásticos derivados del petróleo.
En líneas generales, el plan “Road to Zero” está basado en cuatro perspectivas medioambientales: cambio climático, conservación de recursos, utilización de sustancias químicas y biodiversidad, ya que como explicaSir Howard Stringer, presidente y CEO de Sony Corporation,“estamos totalmente comprometidos en ayudar a solucionar el problema del cambio climático. Para ello, nuestro plan Road to Zero incluye desde el desarrollo de nuevos materiales y tecnologías energéticamente eficientes, hasta la introducción de mejores procesos de fabricación y producción. Trabajaremos duro para alcanzar los ambiciosos objetivos que nos hemos marcado a nosotros mismos y, del mismo modo, esperamos ser un modelo a seguir por otros en esta industria”.
Road to Zero no es la primera iniciativa que Sony lleva a cabo a nivel mundial. Por ejemplo, las sedes de la compañía en Europa han reducido sus emisiones de CO2 en cerca del 93 por ciento entre 2000 y 2009, mediante el consumo responsable de la energía eléctrica y el buen uso de los sistemas de calefacción y refrigeración. Además, la mayor parte de los modelos de su línea de televisores Bravia ya están acreditados con la etiqueta europea “flowers”, que certifica su eco-responsabilidad, cumpliendo los estrictos criterios ecológicos.

Los objetivos que se ha marcado Sony para 2015 en el plan “Road to Zero” incluyen:
• Reducción del 30% en el consumo anual de energía de los productos (frente al año fiscal 2008).
• Reducción del 10% en el volumen de productos (frente a su año fiscal 2008).
• Reducción del 50% en la generación de residuos (frente a su año fiscal 2000).
• Reducción del 30% en el consumo de agua (frente a su año fiscal 2000).
• Reducción del 14% en las emisiones totales de CO2 asociadas a los procesos de transporte y logística (frente a su año fiscal 2008).
• Reducción del 16% en los residuos generados por los envoltorios de los productos (frente a su año fiscal 2008).
• Incremento del ratio de reciclaje de residuos en, al menos, un 99%.
• Reducción del 5% en el ratio de utilización de productos plásticos derivados del petróleo (frente a su año fiscal 2008).
• Evaluación del impacto de la obtención de recursos y definición de medidas de apoyo a la biodiversidad. • Promoción de programas para la biodiversidad, entre los que se incluye el desarrollo de nuevos cultivos submarinos.
• Implantación de nuevas medidas preventivas para disminuir el riesgo en la utilización de sustancias químicas; reducción del uso de determinadas sustancias químicas, a definir por la compañía, que serán sustituidas por materiales alternativos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados