La diversificación sectorial impulsa a IFS que ingresa 294 millones de euros en 2011

El ejercicio 2011 ha demostrado que IFS ha trabajado de la manera correcta en sus mercados objetivo: petróleo y gas, ingeniería, energía y defensa, que tienden a ser menos afectados por la inestabilidad financiera. Así lo evidencian sus resultados económicos, en los que la empresa ha ganado un EBITDA de 26 millones de euros y un crecimiento del 20% de las ganancias por acción llegando a los 0,67€.

Publicado el 27 Feb 2012

IFS, la compañía de aplicaciones de negocio, cerró el pasado año con buenos números. Los ingresos por licencias les reportaron 48 millones de euros y los de mantenimiento 93 millones. Por su parte, los ingresos por servicios de consultoría alcanzaron los 148 millones de euros. En total, IFS se embolsó 294 millones de euros en todo el curso 2011. Las ganancias por acción tras la completa disolución crecieron un 20% alcanzando un valor de 0,67 €. De esta manera, los ingresos totales por producto tras los ajustes de divisa subieron un 9%, mientras que los ingresos por consultoría se alzaron un 1%. El mayor crecimiento proviene de la venta de la licencias, el mantenimiento y los ingresos de soporte, que hicieron que los ingresos totales aumentaran un 49%. Según la firma, estos números demuestran que han trabajado de la manera correcta en sus “mercados objetivo”. Algo que reflejan las ventas de licencias, que tras los ajustes de divisa han aumentaron un 13% en todo el año y un 26% en el último trimestre. Desde IFS apuntan que varios acontecimientos mundiales perturbaron la economía mundial en 2011. “Las condiciones para los negocios fueron más difíciles de lo esperado al principio del año. En particular, el conflicto en Libia y la suspensión de la cotización en ese país tuvo un impacto negativo en el EBIT de 1.811.701€. Los retrasos y los cambios en los proyectos también tuvieron un impacto negativo en nuestro negocio de consultoría, y la reorganización de nuestro negocio en Escandinavia, aunque tendrá beneficios en el futuro, llevó a un cargo no recurrente en el tercer trimestre de 1.811.701€”, apuntan desde la compañía. A pesar de mantener un enfoque de costes “estricto”, IFS confirma que han aumentado la inversión en ventas y marketing. “Esperamos que esto tenga resultados en el largo plazo, pero que, a corto plazo, lo tiene sobre la base de costos. A pesar de ello, 2011 fue una vez más un año de éxitos ya que tuvimos una mejora del 7% en el EBIT (tras ajustes de divisa) que se traduce en 1.811.701€, una clara evidencia de la resistencia de nuestro negocio”, explican.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5