Valladolid dota de alta disponibilidad a su red de comunicaciones

Con el punto de mira puesto en el despliegue de aplicaciones avanzadas como ToIP, el Ayuntamiento de Valladolid ha abordado, junto con Bull, la modernización de su red de comunicaciones. Basado en electrónica de Brocade, el anillo de fibra de la red municipal conecta ya 34 centros y ofrece alta disponibilidad y redundancia.

Publicado el 22 May 2012

Aunque el Ayuntamiento de Valladolid dispone desde hace años de una red de comunicaciones de fibra óptica -que se amplió en 2007 con motivo de la cesión al consistorio por parte de Cable Runner Ibérica de varias fibras coincidiendo con el despliegue por parte de la empresa de su infraestructura en la ciudad castellano- leonesa-, el consistorio vallisoletano ha acometido una modernización que ha permitido llevar la conexión por fibra de 8 a 35 centros y dotarse de alta disponibilidad.

Para el Ayuntamiento de Valladolid, que suma un total de 2.395 empleados de los cuales 1.200 son usuarios TIC, la modernización era la respuesta a una serie de carencias. En concreto y como explica el Técnico Superior de Telecomunicación del Ayuntamiento de Valladolid, Jorge de Teresa, “incluida la Casa Consistorial, solo estaban conectados por fibra ocho centros, mientras que la conexión del resto de edificios hasta 50 se basaba en líneas ADSL, la solución NetLAN de Telefónica o una VPN de Ono”.

Así y además de integrar a más centros dentro del anillo de fibra, el consistorio buscaba “implementar una red estable y de alta disponibilidad, eliminando protocolos de red de elevada convergencia como RSTP, con el objeto de poder desplegar nuevas aplicaciones telemáticas, como ToIP y vídeo, con requisitos exigentes en cuanto a ancho de banda y tiempos de respuesta”. Asimismo y como añade el técnico, “queríamos optimizar los protocolos de enrutamiento utilizados, sustituyendo RIP v2 por OSPF, configurado como una única área”.

Switch virtual

Con esas miras y ante la disponibilidad de recursos asociados al Plan E, el Ayuntamiento de Valladolid, que suma 313.437 habitantes empadronados, convocó un concurso público para la contratación del suministro e instalación de la infraestructura de su red corporativa de voz y datos.

A la convocatoria se presentaron un total de 14 empresas -NextiraOne, Premium Plus, Unitronics, Indra, Telefónica, Regino Franco, CSA, Elecnor en UTE con Deimos Space, Bull, Iecisa, Ambar Telecomunicaciones, Dell, Etnon y Telvent-, resultando finalmente adjudicataria, por un importe de 248.821 euros, la empresa Bull.

“La construcción de un switch virtual formado por ocho nodos Brocade ubicados en distintos centros y la renovación de todos los equipos de cabecera en 34 centros por una pila de dos equipos Brocade, incluidas en la propuesta de Bull, permitían alcanzar en un mismo proyecto el objetivo que se contemplaba conseguir en varios pasos, dotando de redundancia a la solución”, argumenta de Teresa, para apostillar que “la oferta de Bull mejoraba, además, los acuerdos de nivel de servicio y ampliaba en dos años el periodo solicitado de al menos un año de servicios de gestión de la red en remoto”.

Nueva capa de distribución

Con un presupuesto TIC para 2012 de 2,7 millones de euros -excluido el capítulo de personal-, las comunicaciones suponen un 17% del total para el Ayuntamiento de Valladolid, que requirió de un periodo de un año para completar la modernización.

Después de una primera fase en la que se llevó a cabo una auditoría de todas las fibras libres y ocupadas en la red municipal, así como de los armarios que iban a albergar los nuevos equipos, se procedió a documentar la implantación de la pila core. Y tras su creación en el laboratorio y el desarrollo de las correspondientes pruebas, se pusieron en rack los equipos y se conectó al anillo. “Este núcleo”, indica de Teresa, “se basa en ocho equipos Brocade FastIron FCX624S-F”.

Luego se procedió a la parametrización de la pila de distribución en la Casa Consistorial, realizando la conexión a la anterior distribución así como a la conexión al core, con un punto de redistribución RIP y OSFP (ASBR router). Y a posteriori se crearon los documentos de implantación edificio por edificio para retirar la antigua distribución y conectar la nueva a la pila core. Fue entonces cuando se abordó la migración centro por centro de la antigua electrónica de 3Com a electrónica Brocade. “En total”, detalla de Teresa, “se trata de 68 equipos -dos por centro- Brocade FastIron FCX624S”.

Después de retirar la antigua distribución de la Casa Consistorial y el protocolo de routing RIP de la red municipal, se procedió a la optimización de la red con la actualización del firmware, incorporando nuevas funcionalidades: más LAG disponibles en la pila core, ‘hitless failover’ y otras mejoras derivadas del paso a la versión 7.3. En este punto, de Teresa reconoce que “durante el despliegue “se identificaron diferentes bugs en el firmware de Brocade que fueron subsanados en las nuevas versiones del software del fabricante”.

Por último se conectaron los nuevos centros a la pila core con el protocolo LACP superando el límite inicial de 30 LAG.

Conexión con la redundancia

La nueva red ha supuesto para el Ayuntamiento de Valladolid, sus empleados y, por extensión, los ciudadanos, una mejora sustancial respecto a la situación anterior. “Todos los centros disponen de redundancia a nivel de equipamiento y conexiones de fibra, de forma que la caída de un centro no afecta a la operativa de ningún otro”, celebra de Teresa.

Las principales mejoras radican, por tanto, en la mayor disponibilidad de la red, si bien “los principales beneficios se verán materializados en un futuro cercano cuando se desplieguen las nuevas aplicaciones de negocio”.

En este sentido, el Ayuntamiento de Valladolid tiene prevista la convocatoria de cara a 2013 de un concurso de comunicaciones y contempla la posible inclusión en dicho contrato de proyectos como la introducción del NAC y el salto a ToIP.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5