OPINIÓN

Conectividad a la nube, el gran desafío



Dirección copiada

Cómo DevOps y la automatización de la conectividad a las nubes está potenciando el papel de los SI en las empresas españolas

Publicado el 28 jun 2024

Alejandro Gutierrez

Sales Director en InterCloud España



nube

Conectividad a la nube, cómo gestionarla

Las empresas españolas, junto a los integradores de sistemas (SI), se enfrentan actualmente a grandes retos en la gestión de su conectividad a la nube. Como, por ejemplo, sucede con la necesidad de ofrecer respuestas inmediatas y eficaces a las necesidades de cada cliente. Y es que, con la creciente tendencia de migración hacia la nube, es necesario que los servicios de red proporcionen unos recursos virtuales de la nube que aporten esa misma agilidad. Según datos de IDC, el 90% de las organizaciones Españolas se inclinan por una infraestructura multicloud para asegurar un tránsito con éxito hacia la nube, buscando abordar necesidades empresariales específicas, con soluciones que se adapten a sus requerimientos particulares.

Implementar la conectividad en la nube es un proceso complejo, ya sea por la diversidad de proveedores, las distintas arquitecturas de red que pueden dificultar una correcta integración y, sobre todo, la gestión de la conectividad

ALEJANDRO GUITERREZ, INTERCLOUD

Simplificar el aprovisionamiento de red

Junto con las tendencias emergentes y los entornos multicloud, los desafíos de adoptar las nuevas tecnologías hacen necesario que se establezca una vía que solucione los posibles problemas, simplificando el aprovisionamiento de red, reduciendo los costes y optimizando el rendimiento.

Implementar la conectividad en la nube es un proceso complejo, ya sea por la diversidad de proveedores, las distintas arquitecturas de red que pueden dificultar una correcta integración y, sobre todo, la gestión de la conectividad. De más está decir, que el manejo de datos sensibles aumenta la complejidad y añade un extra al tener que garantizase la seguridad y el cumplimiento de los entornos multicloud. Además, la constante necesidad de escalabilidad y flexibilidad propicia que los procesos se compliquen aún más, haciendo necesaria una planificación exhaustiva que posibilite una gestión eficaz.

¿Cómo abordar y superar estos desafíos?

Para abordar con éxito todos estos retos es crucial la adopción de tecnologías avanzadas como las plataformas de conectividad en la nube autónomas. ¿Por qué? Pues porque proporcionan un control y flexibilidad totales. Este tipo de soluciones permiten que, desde una única plataforma, se pueda acceder a diversos proveedores de conectividad de red líderes del mercado, permitiendo definir los requisitos específicos de cada proyecto, configurando las soluciones de conectividad óptima a la velocidad de software, dónde y cómo se necesite.

Además, una integración de ciclos DevOps que elimina las complejidades técnicas y fomenta la flexibilidad en la creación de servicios, permite a cada empresa reducir los tiempos de comercialización de nuevos servicios y soluciones de manera significativa. Si a esto sumamos que se opera con una modelo flexible de pago por uso, se pueden minimizar los costes y maximizar los beneficios, optimizando las estrategias de inversión e impulsando la rentabilidad.

En otras palabras, cuando las empresas adoptan plataformas de conectividad en la nube alienadas con los procesos DevOps (APIs, automatización, integración con plataformas existentes de red y seguridad) se ven capacitadas para superar los desafíos de la implementación de la conectividad en la nube, a la vez que se optimizan sus operaciones y mejoran sus rendimientos.

Soluciones transformadoras para navegar sobre las complejidades

Gracias a la adopción de tecnologías con capacidades avanzadas, las empresas españolas pueden verse capacitadas para superar los desafíos actuales que plantea la gestión de la conectividad en la nube, a la vez que se preparan para hacer frente a las complejidades que puedan surgir en el futuro.

Las soluciones de conectividad en la nube automatizables poseen un gran potencial, ya que proporcionan la ventaja estratégica que permite a las empresas ofrecer un valor excepcional a sus clientes, impulsan la innovación en el sector, mientras permiten estar a la vanguardia del mercado. Aprovechando sus amplias capacidades, las empresas pueden redefinir sus posibilidades, pudiendo también integrar de forma exitosa las tecnologías emergentes.

En un contexto donde no para de aumentar constantemente la demanda de soluciones ágiles, seguras y escalables para la conectividad en la nube continúa, las plataformas de conectividad autónoma se convierten en la respuesta ideal para mejorar las capacidades empresariales y consolidar su posición innovadora en el mercado durante la era digital. En definitiva, es esencial que las empresas españolas adopten el futuro de la gestión de la conectividad de la nube con determinación, porque es la única manera para desbloquear su verdadero potencial y establecer sus propias reglas de juego.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4