Integración de datos para liderar en la economía de la colaboración

Por Rafael Quintana, Regional Director de Qlik en España y Portugal.

Publicado el 03 Mar 2022

47811_25
Por Rafael Quintana, Regional Director de Qlik en España y Portugal.
Por Rafael Quintana, Regional Director de Qlik en España y Portugal.

En un clima empresarial hiper competitivo como el de hoy, disponer de la información en tiempo real se ha convertido en una prioridad. Paralelamente, las necesidades de los negocios fluctúan continuamente, los conjuntos de datos son cada día más diversos y los procesos y tecnologías existentes simplemente no pueden mantenerse al día de la demanda y la complejidad creciente.

A diferencia del tradicional movimiento de datos por lotes y de los procesos ETL, que son lentos, inflexibles y tediosos, una correcta estrategia de integración de datos automatiza la creación de flujos, mueve eficazmente los datos a aplicaciones y consigue que estén disponibles inmediatamente. Hablamos de una tecnología que permite un acceso a los datos ágil y sin fricciones para multiplicar su valor empresarial.

Una de las grandes lecciones que hemos aprendido de la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia es que forjar fuertes vínculos de cooperación es crucial para afrontar los retos de una sociedad y de un mercado globalizado e interconectado. De hecho, durante la primera oleada de la pandemia en 2020, quedó demostrado, según un estudio de la Universidad de Oxford, que la colaboración entre países aumentó la producción científica y la integración de datos se relevó como el gran aliado para mejorar la cooperación entre investigadores de todo el mundo.

Trasladando este aprendizaje directamente al ámbito empresarial, la integración de datos emerge como la tecnología más adecuada para interconectar procesos técnicos y de negocio, facilitar la colaboración entre los distintos elementos de la empresa (empleados, jefes, clientes, proveedores, competencia, etc.) y, en definitiva, el máximo aprovechamiento de distintos tipos de datos.

Además, a medida que las empresas gestionan una cantidad de datos cada vez más descomunal y se enfrentan a un considerable aumento del coste de su procesamiento, la integración de datos permite gestionarlos de una manera más rápida y eficiente. Optimizar las dinámicas de trabajo y aumentar la rentabilidad, en un momento en que cada pequeña ventaja puede marcar la diferencia respecto a los competidores, es una de las mejores vías para que una empresa se convierta en líder de su sector.

Con el panorama de las tecnologías y la nube en constante cambio, encontrar la herramienta más acorde a las necesidades de la organización y afrontar este tipo de cambios estructurales, puede convertirse en un reto de gran complejidad. Las soluciones de integración de datos aceleran enormemente el descubrimiento de conocimientos y la disponibilidad de los datos en tiempo real, dejándolos listos para la analítica mediante la automatización de la transmisión, el refinamiento, la catalogación y la publicación, con total independencia de las fuentes de procedencia, los objetivos en la nube o la plataforma analítica empleada.

Todavía queda mucho camino por recorrer en lo que respecta a la analítica de datos, un ámbito que evoluciona más rápido de lo que muchas organizaciones pueden adaptarse. Sin embargo, en los últimos dos años, ha quedado patente la voluntad de muchos sectores de adaptar sus infraestructuras y modelos de negocio y mejorar su gestión y toma de decisiones basadas en datos. Una cifra que avala este nuevo paradigma es el crecimiento del 12,6% del mercado global del business intelligence hasta alcanzar los 30,9 mil millones de euros, según estima Beroe Inc en su última encuesta. En parte, por el crecimiento y desarrollo de la integración de datos.

En resumen, las organizaciones que busquen convertirse en una referencia en su sector, necesitan incorporar la analítica de datos para mejorar su toma de decisiones, su productividad y su capacidad de anticiparse a los cambios del mercado. Las limitaciones a la hora de ejecutar análisis precisos y de reducir el tiempo y el coste del procesamiento de los datos son los principales obstáculos que afrontan hoy en día y la integración de datos se ha convertido en el aliado necesario para liderar en la era digital.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5