La gran oportunidad de las telcos

Exceptuando a Telefónica, el grueso de las empresas del sector informático español que tiene inversiones en Argentina no parece estar sufriendo grandes pérdidas por la crisis económica que está viviendo aquel país.

Publicado el 13 Feb 2002

La crisis, por el momento, no se est extendiendo a otros pases latinoamericanos. La consultora Frost Sullivan no cree que otros mercados se vean afectados por la suspensin de pagos en Argentina, y asegura que el contagio que hubo en 1994 con la crisis mexicana no se repetir ahora porque los otros pases latinoamericanos haban previsto el colapso argentino desde haca tiempo. Los otros mercados estaran tratando de distanciarse lo ms posible de la economa argentina y el nico que podra verse afectado, en opinin de la consultora, sera Venezuela, dado que es el nico pas latinoamericano que mantiene una economa sobrevalorada.
Indra coincide con esta opinin y asegura que en los trece pases latinoamericanos donde acta ha obtenido en los dos ltimos aos unos crecimientos en ventas del 20 por ciento. Aunque con menor presencia latinoamericana, tambin Informtica El Corte Ingls est satisfecha con sus resultados y dice no haber notado una reduccin de sus beneficios en Chile y Mjico.
Lo que falta por saber ahora es si estas compaas estn dispuestas a aguantar el chaparrn y esperar tiempos mejores o si por el contrario estn pensando en abandonar sus proyectos en el pas sudamericano. Fuentes institucionales espaolas han pedido ya de manera contundente que el gobierno de Duhalde se comprometa con los empresarios a reducir el dficit pblico y a mantener un sistema cambiario favorable a todos. Dicen que Espaa tiene un compromiso histrico con Argentina, y que no van a abandonarla a su suerte.
Pero los empresarios espaoles estn espectantes. Camilo Garca de Polavieja Consejero Delegado de Selesta, resuma con la situacin de su compaa, la situacin en este momento La crisis econmica en Argentina no va a provocar el cierre de las oficinas que tenemos en el pas, al menos es lo que pensamos a fecha de hoy, enero de 2002. Adems desde Buenos Aires damos tambin servicio a nuestros clientes de otros pases de Amrica del Sur. De todos modos, si la crisis continua y sigue la escasez de nuevos proyectos, nos veremos obligados a reducir nuestro tamao alli, para soportar los mantenimientos y nos centraremos ms en el negocio desde nuestra oficina de Chile, probablemente utilizando parte de nuestros recursos argentinos.
Otra cosa es lo que piensen las empresas privadas. Si la situacin empeora, podran seguir el ejemplo de la estadounidense Nextel Comunications, la primera telco en abandonar su negocio en Argentina. La semana pasada se rumoreaba en Internet que la filial de ATT estara considerando tambin el cierre de sus oficinas que, con una deuda de 153 millones de dlares, no cree estratgico seguir operando en el pas de habla hispana.
Diana Delgado.

Las empresas espaolas de Tecnologas de la Informacin se enfrentan tambin al cacerolazo argentino. Telefnica, Indra, Ibermtica, Informtica el Corte Ingls o Transtools estn sufriendo la crisis de un mercado que hasta hace slo dos aos fue considerado como la gran oportunidad del cono sur. Ahora la suspensin de pagos y el fin de la paridad peso-dlar ha abierto una gran incgnita para el futuro de estas empresas y sus proyectos en aquel pas. Pese a todo, las espaolas se muestran optimistas y dicen poder asumir las prdidas gracias a una poltica previsora de inversin.
Argentina se vendi a s misma como el mercado inversor ms estable de Latinoamrica. En los aos noventa Carlos Menem puso en marcha un modelo econmico caracterizado por las privatizaciones, la apertura econmica y la paridad fija peso-dlar. En este contexto, las operadoras extranjeras encontraron la puerta abierta a la inversin en un terreno prcticamente sin abonar. Por poner un ejemplo, segn la Unin Internacional de Telecomunicaciones, en 1990, momento en el que empezaron a entrar las primeras compaas de telecomunicaciones en Argentina, el nmero de telfonos por cada 100 habitantes no superaba la decena. Esta cifra se elev a 22 en el 2001. Hace slo dos aos, las extranjeras confiaban en el dinamismo industrial argentino, a pesar de que la recesin empezaba ya a despuntar. Se calcula que en la ltima dcada las compaas extranjeras han invertido cerca de doce mil millones de dlares en este pas sudamericano, construyendo una sofisticada red de telecomunicaciones que incluye telefona mvil, sistemas de fibra ptica y servicios para Internet. Ms de la mitad de este dinero entr en los ltimos dos aos, cuando el gobierno decidi desregular el sector de las telecomunicaciones.

Espaa es el segundo pas inversor en Argentina despus de Estados Unidos. La cifra asciende, atendiendo a los datos de la Fundacin Cmara Espaola de la Repblica Argentina (FUCAES), a los ocho mil millones de dlares, y se pronostican doce mil millones ms en los prximos aos. Esta apuesta era a medio y largo-plazo, una de las razones por las que las compaas esperan poder recuperar el dinero perdido en este ltimo ejercicio. Una de las ms afectadas ha sido sin duda Telefnica. Telefnica de Argentina representa el doce por ciento de los resultados antes de impuestos, intereses y amortizaciones (EBITDA) del grupo Telefnica. Los analistas calculan que la devaluacin llevada a cabo por el nuevo presidente Eduardo Duhalde mermar en un 28 por ciento los beneficios en dlares de esta filial, que es la segunda en facturacin del pas americano. Creen adems que sus inversiones en redes en los ltimos aos han provocado al final una oferta superior a la demanda, por lo que no se esperan grandes desembolsos en un futuro prximo.
La operadora dejar de ganar unos 100 millones de euros en el prximo ejercicio respecto a sus previsiones, segn sealaban fuentes de Telefnica a un conocido diario econmico. En cuanto a Telefnica Mviles, la compaa ya ha previsto que tendr que reducir en un dos por ciento sus estimaciones de crecimiento, si bien la aportacin de esta filial al beneficio neto de la matriz no alcanza el tres por ciento. Para hacer frente a la situacin, Telefnica ya ha empezado a hacer recortes en publicidad, est renegociando los convenios laborales con los sindicatos argentinos y se dispondr en breve a hacer ajustes de plantilla, revisiones de nminas y adecuacin de los horarios de trabajo.
En el caso de Indra, el volumen de negocio en Argentina supone el 2,7 por ciento de su facturacin total, tomando como referencia los resultados hasta septiembre de 2001. Al cierre del tercer trimestre, la facturacin de Indra en este pas haba aumentado el 20 por ciento respecto al mismo periodo del ao anterior, una cifra que no incluye an el contrato para realizar el recuento provisional de las elecciones obtenido en el cuarto trimestre. El ms que aceptable resultado econmico contrasta con una ralentizacin en la contratacin laboral para este ao, signo de que las cosas no marchan bien para la filial de la empresa de servicios informticos.
Indra posee el ochenta por ciento de su filial en Argentina Indra SI. Fuentes de Indra aqu en Espaa han apuntado a este semanario que antes del verano realizaron en la filial un plan de ahorro de costes para reducir el tamao de la empresa y adaptarla a la nueva situacin econmica del pas. Por el momento se ha mantenido el nivel de facturacin, si bien es cierto que se han retrasado muchos proyectos de tecnologas de la informacin. En este contexto, ha sido un xito para Indra hacerse con el contrato para el recuento electoral de las elecciones legislativas del 14 de octubre, despus de una dura pugna con otras grandes compaas multinacionales que operan en este segmento de negocio.

Ante todo, la empresa sostiene que tomar las medidas necesarias para mantener la rentabilidad de Indra SI. Por el momento, se estn cubriendo las previsiones con un crecimiento para el 2001 del 28 por ciento en el rea de Tecnologas de la Informacin y del 25 por ciento en sus negocios de Defensa. Para el 2002, las previsiones se reducen al 15 por ciento. Hay que tener en cuenta que Indra es una compaa de servicios y, por lo tanto, no cuenta con inversiones destacables en Argentina (menos de 500 millones de pesetas). Por pura prudencia, ya hemos tenido en cuenta dentro de los presupuestos del 2002 el peor de los escenarios y, por lo tanto, las previsiones que hemos realizado para este ejercicio no se vern afectadas en caso de un agravamiento de la situacin. En cuanto a la medida de Duhalde de suprimir la paridad peso-dlar, Indra cree que en la actual situacin de estancamiento de la inversin en proyectos de TI, una revisin que favorezca la balanza comercial y la balanza de bienes y servicios ser positiva para la consecucin de nuestros objetivos.
Como las dems empresas espaolas, Indra espera que se adopten cuanto antes las medidas necesarias que sienten las bases del cambio en aquel pas. De momento, la devaluacin del peso que ha seguido al fin de la paridad con el dlar no parece haber logrado el ambiente de credibilidad que el nuevo gobierno deseaba. Para que esto surja efecto, Duhalde tendr que ajustarse el cinturn en cuanto a contencin del gasto pblico y sobre todo, conseguir la liberalizacin del comercio de importaciones, algo que al final podrn aprovechar las empresas espaolas a la hora de rentabilizar sus inversiones.
Sin ese clima de credibilidad, muy pocos se atreven a hacer quinielas. Es el caso de Ibermtica, que opera en Argentina desde el ao 1997. La empresa de servicios vasca compr en el 2000 el ochenta por ciento de Tecnet, con lo que sumaba su oferta en el pas a la ya consolidada Ibermtica Argentina. Tecnet cuenta con una plantilla de 90 profesionales y varias oficinas en Argentina centradas en actividades de consultora, diseo, instalacin e implementacin de proyectos acompaados de ingeniera y servicios de valor aadido. Entre sus clientes se encuentran multinacionales como General Motors, Nestl, Telefnica de Argentina y Sony Music Entertaiment. Preguntados por este semanario, la empresa no ha querido dar a conocer cmo les est afectando la crisis. En sus propias palabras, todava es pronto para hacer un balance de la situacin. Creemos ms prudente esperar un tiempo hasta que se adopten medidas de tipo poltico con las que empezar a planear nuestra adecuacin al nuevo mercado.

Lo que ms preocupa a los empresarios espaoles es saber cmo van a corregir unos presupuestos marcados en dlares. Los balances internos van a mostrar un gran desequilibrio. As lo cree Javier la Mata, director de Informtica El Corte Ingls (IECI) Argentina. En su opinin, la economa argentina no podr recuperarse si no se da pronto una salida poltica honesta e inteligente. Estamos pendientes de alguna normativa a nivel gubernamental que nos oriente en nuestra forma de cobrar y de pagar a nuestros clientes IECI Argentina no representa, segn su director, una parte muy grande del negocio total que desarrolla la empresa espaola. La Mata calcula que si IECI ha facturado este pasado ejercicio unos 151.000 millones de pesetas, en Argentina se factur alrededor de 1.600 o 1.800 millones de pesetas. Con una plantilla de cincuenta empleados, no se ha despedido a nadie. El director de la filial argentina asegura que este ltimo ejercicio (IECI cierra su ao fiscal en febrero), ha terminado de forma satisfactoria. Tenis que daros cuenta,-aclara Javier La Mata-de que estamos presentes en nichos de negocio muy concretos como son el retail y la distribucin de productos propios de tecnologa documental. Aunque dice que no pueden obviar el parn mercantil, La Mata cree que el negocio de los supermercados, si bien est sujeto a la oferta y la demanda, es un negocio que siempre se mantendr abierto, porque la gente siempre necesitar al final seguir comprando.
De lo que s est seguro el directivo es de que su pas cuenta con recursos suficientes para salir de la crisis. Qu que va a pasar? sa es la gran incgnita. Nosotros somos optimistas y vamos a mantener nuestros proyectos all, dado que los contemplamos con carcter plurianual. Eso s, siempre supeditando el negocio a nuestra oferta.
Transtools es otra de las empresas espaolas que apost por el mercado argentino. Sus inversiones all representan el 3,52 por ciento de sus ingresos totales. Dedicada al diseo, produccin y comercializacin de productos de software avanzados, Transtools Argentina se ha centrado en grandes proyectos de informatizacin como el realizado en la Presidencia de la Nacin, donde se encargaron de la creacin y emisin informatizada de los decretos presidenciales, o en la Administracin Nacional del Seguro de Salud argentino. De momento, la empresa cree estar preparada para hacer frente a la crisis y no ha revelado ningn plan de reajuste significativo.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4