NoticiasMercado TI

VASS basará su estrategia en la filosofía ‘Complex Made Simple’

La compañía renueva su imagen y prevé alcanzar los 400 millones de facturación en 2025.

VASS renueva su imagen e impulsa una nueva estrategia de negocio basada en la filosofía ‘Complex Made Simple’.
VASS renueva su imagen e impulsa una nueva estrategia de negocio basada en la filosofía ‘Complex Made Simple’.

"La sencillez siempre ha sido un valor en VASS", según subraya la empresa en un comunicado. En el particular momento que estamos viviendo, la compañía presidida por Francisco Javier Latasa ahonda en este concepto para impulsar una nueva estrategia de negocio basada en la filosofía Complex Made Simple’.

Hacer simple lo complejo es la apuesta de VASS para esta nueva etapa en la que también estrena nueva imagen, más minimalista y sencilla. Su objetivo es visibilizar también desde el exterior que, en un mundo cada vez más complejo y globalizado, la clave está en adaptarse de forma rápida y natural a los cambios, que son los que convierten una posible crisis en una verdadera oportunidad.

Francisco Javier Latasa, CEO de VASS
Francisco Javier Latasa, CEO de VASS

Los que nos dedicamos al negocio digital tenemos una gran oportunidad que debemos aprovechar. Cualquier organización que quiera liderar la nueva era digital debe aspirar a gestionar a sus clientes de una forma hiperpersonalizada, 360º grados, convirtiendo los datos en conocimiento y usándolo como herramienta para la toma de decisiones, organizándose de forma elástica para adaptarse según crezca o decrezca el negocio, tanto en procesos como en infraestructuras y servicios. Y, por supuesto, apoyándose en la mejor gestión del talento, sin el cual, no podrán subsistir”, explica Latasa.

Estos son los elementos con los que VASS afronta el comienzo de esta nueva etapa, a la que llega con más de 20 años de experiencia en el sector TIC, presencia en 10 países de tres continentes distintos y una plantilla de más de 2.200 personas. Se trata, por tanto, de una renovación externa e interna con la que prevé aumentar de manera exponencial su negocio en los próximos cinco años, hasta alcanzar una facturación de 400 millones de euros en 2025.

VASS aplicará una visión end to end digital con la que, además de dar respuesta a las necesidades de sus clientes, empleará la innovación y la sencillez

Para alcanzar este objetivo, aplicará una visión end to end digital con la que, además de dar respuesta a las necesidades de sus clientes, empleando la innovación y la sencillez, podrá poner en marcha medidas para anticiparse a la resolución de problemáticas futuras.

Además, gracias a sus metodologías ágiles propias, a sus familias de soluciones digitales y al ecosistema de organizaciones que componen Grupo VASS -del que forman parte las empresas Serbatic, Nateevo y vdShop-, la compañía presidida por Francisco Javier Latasa puede ayudar a redefinir rápidamente la estrategia digital y empresarial de sus clientes con una plena orientación a resultados, sea cual sea el sector al que se dediquen, acompañándolos así en todas y cada una de las fases de su proceso de transformación digital.

SmartWorking, presente y futuro para fomentar el talento

La historia de éxito de VASS no podría entenderse sin su apuesta por el talento, según señala la propia compañía. "Desde sus inicios, las personas han sido un pilar básico de la organización" y, fruto de ello, hoy cuenta con más de 2.200 empleados.

Aunque el horario flexible y el teletrabajo ya estaban presentes en VASS desde mucho antes de la crisis del coronavirus, el impacto de la pandemia ha impulsado VASS Extended Culture, una versión ampliada y mejorada de la cultura y valores de la compañía. Como parte de esta nueva cultura extendida, se ha puesto en marcha el SmartWorking, un modelo orientado a resultados que tiene como objetivo incrementar la eficiencia y productividad de las personas y de los equipos, ofreciendo una gran flexibilización que favorecerá una mayor conciliación de sus empleados.

Además de este modelo, los empleados de VASS tienen a su disposición, entre otros beneficios, planes de formación personalizados, retribuciones ajustadas a sus intereses o la posibilidad de colaborar en proyectos sociales, así como un amplio catálogo de servicios. En definitiva, se trata de posibilitar la conciliación de la vida personal y profesional y favorecer un ambiente de trabajo saludable que resulte atractivo al mejor talento.

Computing 794