Gartner: CEO 2012, un año de vida vacilante

La consultora ha publicado los resultados de su encuesta a más de 220 consejeros delegados y directivos del área de negocio de organizaciones de 25 países; y su principal conclusión es que 2012 seguirá siendo un año vacilante pues las empresas se verán afectadas por la recesión económica.

Publicado el 16 Abr 2012

Parece ser que en 2012 las cosas no van a ir a mejor; sino a peor. Así lo creen el 85% de los CEO y responsables de negocio de 220 compañías de 25 países que Gartner ha entrevistado, quienes creen que sus organizaciones se van a ver impactadas por la recesión económica. El impacto se notará menos en Asia Pacífico y Norteamérica, pero no así en Europa y en África.

“Los costes son ahora la segunda mayor área prioritaria, el ranking más alto en nuestras encuestas desde el año 2009”,declara Mark Raskino, vicepresidente de Gartner. “Sin embargo, los CEO parecen decididos a mantener una postura de crecimiento como la prioridad número 1, por ahora, y la expansión geográfica es el enfoque primario de crecimiento.”

Precisamente, este posicionamiento es lo que va a conducir a un aumento de las inversiones en TI el año que viene. Tal es la intención de uno de cada dos consejeros delegados. “La intención de invertir en tecnología es relativamente saludable”,comenta Jorge López, vicepresidente y analista distinguido de Gartner. “Las tendencias más recientes, como la movilidad y el cloud, están subiendo al primer plano en la atención del CEO. Sin embargo, CRM sigue siendo la capacidad tecnológica favorita de estos directivos porque el marketing es una búsqueda sin fin competitivo para la retención de clientes”.

Los analistas de Gartner afirman que la dificultad de invertir en nuevas tecnologías para conseguir resultados estratégicos es que las organizaciones necesitan el tipo adecuado de liderazgo y gestión del cambio. Muchos líderes de negocio han aprendido a la fuerza en los años 1990 y 2000 que simplemente la compra y la instalación de la tecnología no da resultados si no está cuidadosamente dirigida y entregada en conjunto con los cambios coordinados en las políticas, procesos, organización, funciones y la cultura de la compañía.

“Cualquier CEO que cree que él o ella es el líder en innovación de la empresa debe mantener una estrecha relación de trabajo directa con el CIO en esta era de la digitalización rápida de los negocios, o correrá el riesgo de ser sorprendido”,añade Jorge López.“Los CIO deben mejorar la inteligencia competitiva relacionada con las TI, y utilizar esa información para construir una relación productiva con la persona que el CEO ve como el líder de la innovación”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5