Una banca a la búsqueda del equilibrio

Según Celent, en 2012 el crecimiento de la inversión TI de la banca en Europa será de solo el 0,3%

Publicado el 20 Feb 2012

El sector financiero siempre ha sido uno de los más activos consumidores de TI. Incluso en la difícil situación económica, los bancos continúan invirtiendo en TI y los expertos pronostican que así seguirá siendo en el futuro. Eso sí, invertirán menos y lógicamente sólo aquellos que sobrevivan. Y es que Gartner cree que la gran morosidad en Europa provocará el colapso de un tercio de los bancos europeos en los próximos dos años. El sector financiero representa una más que buena parte de la inversión global en TI que, si en un primer momento Gartner estimaba que en 2012 experimentaría un crecimiento del 4,6%, a principios de año la consultora rebajó ese porcentaje hasta el 3,7%, lo que resulta en una cifra de 3,8 billones de dólares. En 2011, la inversión global en TI totalizó 3,7 billones de la misma moneda, con un crecimiento del 6,9% respecto a 2010. En ese escenario, son muchos los expertos que predicen una recuperación de la inversión TI en el mercado de la banca. No obstante, Gartner cree que hay una nueva tormenta a la vuelta de la esquina. Más allá de la crisis de la deuda europea, que emerge como uno de los factores clave de la reducción de las inversiones TI, hay otro monstruo que acecha: la inevitable reestructuración de la banca europea, un proceso que ha elevado a niveles máximos la cautela de las entidades.
Gartner entiende que esta cautela está llamada a tener un impacto directo a nivel de inversiones TI, aunque la consultora no ha facilitado datos revisados por sectores. Sus primeras proyecciones apuntaban a que la inversión en TI de la banca a nivel mundial se situaría en 2012 en 299.300 millones de dólares, por encima de los 287.500 millones de dólares de 2011. Y sus previsiones de cara a 2013 señalan una cifra de 312.900 millones. Es pronto para comprobar el grado de cumplimiento de estas previsiones, pero al menos en el Viejo Continente es poco probable que se hagan realidad. Todo apunta a que Europa será la región que se lleve la peor parte de la reducción de la inversión en TI y, no en vano, Gartner entiende que el panorama de incertidumbre conducirá a una reducción de la inversión TI en el Viejo Continente del 0,7% en 2012.
En lo que se refiere al específico sector de la banca, la consultora predice lo que algunos ya se atreven a denominar de carnicería. Y no es para menos, Gartner pronostica la desaparición a lo largo de los dos próximos años de un tercio de las entidades europeas, fenómeno que a todas luces impactará en la inversión TI. El estudio de Celent ‘IT Spendind in Banking: A Global Perspective’ cifra en 173.300 millones de dólares la inversión en TI de la banca en Norteamérica, Europa y Asia-Pacífico. La cifra es un 2,8% superior a la de 2011, pero significa una reducción respecto a 2011, cuando el porcentaje de crecimiento interanual se situó en un 3,4%. Celent constata que este crecimiento -un 6% hasta 59.400 millones- estará generado principalmente por entidades de Asia-Pacífico; mientras que en Norteamérica las previsiones se reducen a un 2,4% hasta 54.700 millones. Aún menos halagüeña es la situación en Europa, donde el crecimiento de la inversión en TI del sector banca será de tan solo el 0,3% hasta 59.200 millones. Y todo indica que incluso en 2013 el crecimiento se mantendrá prácticamente plano con una cifra de 59.500 millones.

Entre dos aguas
Ante este complejo panorama, cuando se trata de inversión en TI, los bancos escuchan dos voces diferentes y opuestas: una de ellas aconseja echar el freno hasta que se aclare la escena y la otra insiste en la importancia de la innovación para impulsar la recuperación. Como en casi todo, también aquí la clave se encuentra en el equilibrio. Así lo entienden en BBVA, cuyo presupuesto global TIC para 2012 -con un montante superior a los 2.000 millones de dólares- crece ligeramente respecto a 2011. “En BBVA dedicamos, aproximadamente, el 55% de nuestro presupuesto TIC al mantenimiento de la plataforma tecnológica, es decir, a lo que llamamos ‘run the bank’, es decir, la operación del banco; y el 45% restante al desarrollo de proyectos de innovación y transformación, el ‘change de bank’”, explica el director de Tecnología y Operaciones de BBVA, José Olalla. Mientras que por regiones geográficas, el crecimiento más fuerte de la inversión en TI -18%- de BBVA se producirá en América para “dar soporte a los planes de expansión del banco”; si hablamos de áreas prioritarias de inversión, Olalla distingue cinco: “la optimización de las diferentes plataformas tecnológicas que dan soporte al negocio, la mejora de las funcionalidades de los canales virtuales, así como los planes de seguridad, expansión y mejora de procesos”. Así, pues, y a pesar de la tendencia actual de mantener estables o incluso recortar los presupuestos TIC, BBVA es una de las entidades en las que la voz de la innovación suena más alta. Bajo esa premisa, las prioridades de BBVA para 2012 se agrupan en dos bloques: “el primero trata de hacer un uso más eficiente de la tecnología en las operaciones del banco y contempla tres líneas de actuación: integración de los CPD, unificación de infraestructuras y avanzar en el traspaso de servicios a la nube”. Esta última línea de actuación refleja una de las tendencias TI que caracterizará a la nueva industria de la banca que emerge en Europa, la cual será mucho más dependiente de las tecnologías digitales y el modelo cloud de provisión de servicios TI. De hecho, Gartner prevé que en 2015 los servicios basados en redes sociales externas y cloud generen el 25% de los productos y servicios de banca de consumo. El segundo bloque de actuación de BBVA pivota sobre una visión de la tecnología como motor de transformación del banco, que tiene como objetivo multiplicar por tres la entidad en un plazo de cinco años. “Con este propósito”, indica Olalla, “estamos trabajando en la optimización de las diferentes plataformas y sistemas que dan soporte a la red de oficinas y el resto de canales y en todo lo relativo a los canales virtuales, con el objetivo de dotarlos periódicamente de nuevas funciones relacionadas con Internet y la movilidad”.

Banca móvil y CRM
Si bien cada entidad es en sí misma un mundo, no sólo en función de su tamaño sino también de las presiones que afronta y de sus prioridades de negocio, nuevamente aquí la entidad que preside Francisco González apunta a una serie de ámbitos con una susceptibilidad inversora privilegiada de cara a 2012. Y es que, aunque buena parte de las inversiones TI estarán impulsadas por las necesidades o, mejor dicho, imperativos operativos -fundamentalmente en materia de regulación y seguridad, dos categorías de inversión inexcusable-; existen una serie de campos que requieren de especial atención, fundamentalmente banca móvil, nuevos sistemas de pago y experiencia del cliente. No hay que olvidar que los analistas esperan que el próximo año aproximadamente una quinta parte de todas las transacciones bancarias se hagan mediante dispositivos móviles, como smartphones o tablets. Garantizar la seguridad y facilidad de uso de este canal en proceso de madurez resulta tan esencial como actualizar las plataformas CRM.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4